¿Qué tiene que tener un smartphone gaming para sustituir a una consola?

El sector de los juegos móviles es en este momento en que genera mayores ingresos en toda la industria del juego. Esto nos lleva a la pregunta, considerando el crecimiento de la plataforma de juegos móviles de si los smartphone gaming reemplazarán a las consolas tradicionales como la PS4 o la Xbox en un futuro próximo.  Y es que, la accesibilidad de los juegos móviles ha atraído a una gran cantidad de jugadores casuales a la industria.

Cada vez más desarrolladores, dan soporte a las plataformas móviles debido al crecimiento que están experimentando. Ahora llegan mejores juegos a dispositivos móviles: tanto PUBG como Fortnite se pueden reproducir en dispositivos móviles, y eso es algo que nadie pensó que sucedería hace un par de años. Los sistemas operativos iOS y Android tiene una lista de juegos mucho mejor que antes. Algunos de ellos incluso están dirigidos a los jugadores tradicionales online.

¿Qué ventajas tienen los smartphone gaming sobre las consolas?

Los teléfonos inteligentes tienen algunas ventajas significativas en la vida real sobre las consolas tradicionales es que ofrecen portabilidad y multitarea. Y es que se trata de un dispositivo que nos permite conectarnos al mundo y, también jugar, tiene una ventaja clara sobre las consolas. De hecho cada vez existen más accesorios gaming para smartphones, como es el Razer Kishi.

Todo el mundo ya tiene un teléfono inteligente, por lo que no es necesaria una inversión adicional en la compra de hardware dedicado para jugar juegos móviles. Además, la mayoría de los smartphones son intrínsecamente más fáciles de jugar debido a la limitación de la mecánica de control táctil, lo que hace que los juegos móviles sean más accesibles para todos.

smartphone gaming. Juego

Un smartphone sirve como varios dispositivos en uno, por lo que gastar dinero en un terminal de gama alta parece justificado para la mayoría de las personas que son jugadores habituales.

Características que debe tener un smartphone gaming para superar a una consola

Dado que los juegos se encuentran entre los títulos que consumen más recursos, los smartphone gaming no son un equipo ordinario. Los gamers llevan consigo verdaderas consolas móviles, con gran capacidad de almacenamiento y procesamiento. Saben lo que quieren, son usuarios que no se convencen fácilmente, por lo que tienen en cuenta características como las siguientes a la hora de fabricar un nuevo teléfono.

Los smartphone gaming deben contar con un procesador avanzado ya que, para poder jugar sin cortes, lag y con la mayor fluidez posible. Además, algo esencial es la refrigeración, evitar que el smartphone se caliente ya que puede estropear los componentes del teléfono.

Por otro lado, para una mayor comodidad y claridad de detalle, es interesante que el teléfono disponga de una amplia pantalla y una calidad alta en gráficos.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de escoger un buen teléfono gaming es escoger un terminal que cuente con una buena memoria RAM. Esto es fundamenta para asegurar el mejor rendimiento y la mayor velocidad de procesamiento.

Por último, es importante contar con una batería de gran capacidad. Y es que la batería es un elemento fundamental para poder jugar y realizar cualquier actividad durante largos periodos de tiempo.

Pantalla: tamaño y resolución

Nitidez, resolución, colores, respuesta rápida… todas estas características son más que necesarias para poder disfrutar de un juego móvil. En general, se puede pensar que una pantalla es mejor cuanto mayor sea su tamaño, pero no sirve de mucho tener una pantalla grande con baja resolución. En otras palabras, se ve mejor en una pantalla de 5 pulgadas con resolución FHD (1.920 x 1.080 píxeles) que en una pantalla de 6 pulgadas con resolución HD (1.080 x 720 píxeles). Por lo tanto, debes encontrar la mejor relación entre tamaño y resolución para disfrutar más del juego.

Lo cierto es que una pantalla grande puede resultar más cómoda incluso para una persona con manos grandes para mover los dedos al jugar. Aunque no existe un estándar seguro que la experiencia con pantallas de 6 pulgadas en adelante será mejor. Eso si, contando con que la pantalla tenga una buena resolución.

Disponer de un buen chip o procesador

Que las imágenes se vean lo más realistas posible y mantengan 60 FPS estables, que no haya interrupciones (que no bloquee), que no se sobrecaliente, que use la batería al máximo y que pueda ejecutar el juego sin problema es responsabilidad de los componentes internos del equipo.

Los fabricantes de chipsets que se dirigen a la audiencia de “jugadores” ofrecen componentes especializados para este tipo de usuarios. Por ejemplo, MediaTek los ha tenido en cuenta para la fabricación de los chips Helio G90 y G90T. Estos incluyen una CPU de 8 núcleos con una velocidad de reloj de hasta 2,05 GHz; También vienen con una GPU Mali G76 con velocidades de hasta 800 MHz y soporte para hasta 10 GB de RAM LPDDR4x.

La experiencia de juego con chips MediaTek también ofrece una mejor calidad de visualización. Por lo tanto,  los fabricantes pueden aprovechar al máximo sus pantallas HDR premium para mostrar colores y efectos visuales realistas. Por último, la gestión de recursos de procesamiento inteligente también le permite disfrutar de la velocidad de fotogramas de rendimiento más alta en juegos.

pokemon go

El chipset, que incluyen los diferentes procesadores cumplen diversas funciones, desde el procesamiento de las acciones principales, la gráfica o GPU o la inteligencia artificial.

Batería que debe de tener un smartphone gaming

Si bien es cierto que el chipset es capaz de optimizar el uso de la batería, también es cierto que una mayor capacidad puede ofrecer más tiempo de diversión sin necesidad de conectarse mediante un cable. Entonces, cuanto más mAh, más durará la batería. Que sean al menos 3.000 o 3.500, pero mejor si son más. ¡Ah! Y si tienes un sistema de carga rápida, mejor.

Refrigeración necesario en un teléfono para jugadores

Debido a la intensidad de las aplicaciones de juegos, no es del todo anormal que el procesador de los smartphone gaming tiendan a calentarse un poco más que el de los equipos normales. Los fabricantes de teléfonos inteligentes para gamers han tenido en cuenta esta situación y ofrecen equipos con sistemas de refrigeración más avanzados.

Entre los mecanismos para evitar el sobrecalentamiento se encuentran los tubos de calor, láminas de cobre, placas de grafito, refrigeración líquida, cámaras de vapor y refrigeración activa, que consiste en colocar ventiladores en el equipo. 

Comodidad de un smartphone gaming

A la hora de jugar también necesitas un smartphone gaming que sea cómodo, que no se resbale y que realmente se sienta como una ‘extensión’ de las manos.

Es posible que un smartphone gaming cómodo para jugar no sea tan cómodo para hacer llamadas por su tamaño. Sin embargo,  si estamos hablando de gamers que, seguramente estén dispuestos a sacrificar un poco la comodidad en las conversaciones.

Almacenamiento y RAM

Los amantes de los juegos que quieran tener todos los títulos famosos instalados en su smartphone seguramente necesitarán equipos con una gran capacidad de almacenamiento. Si los usuarios regulares pueden sobrevivir con 128 GB o incluso 64 GB, seguramente un jugador preferiría tener 256 GB o 512 GB. Incluso una tarjeta SD para aumentar la capacidad de memoria.

Eso sí, como ocurre con todos los dispositivos, más memoria principal (la famosa RAM) también ofrecerá un mayor rendimiento a la hora de jugar. Las computadoras de hoy vienen con configuraciones estándar de 3GB y 4GB, que podrían ser el límite más bajo para el mundo de los juegos. En este caso, lo mejor sería tener 6 GB o más.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies