Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB: modelo económico con buen desempeño.

Hoy os hablamos en Gizcomputer de una de las tarjetas gráficas que más están dando que hablar, la GTX 1060 de Nvidia. Una gráfica de la que ya se han publicado muchos análisis, y que supone una alternativa más rentable que la GTX 1070. En este caso concreto nos vamos a centrar en el modelo Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB, por la sencilla razón de que es uno de los modelos mas económicos del mercado y un duro rival para la AMD RX480 de 8GB, la cual disfruta de precios algo más bajos a día de hoy.

Repasando un poco la arquitectura de esta gráfica, nos encontramos con un silicio Pascal GP106 con un total de 1280 núcleos shader (10 streaming multi-processors x (2×64) 128 shader cores) a una frecuencia base de 1506 y una frecuencia turbo de 1708 MHz a los que funcionará la tarjeta cuando las temperaturas se mantengan por debajo de los 71 grados, temperatura máxima configurada como límite y a partir de la cual las frecuencias empiezan a bajar. Esto quiere decir que en las tarjetas gráficas modernas la refrigeración usada tanto en la propia tarjeta como en nuestra caja toman un papel decisivo a la hora de exprimir al máximo el rendimiento del chip, puesto que estos sistemas de overclock dinámicos irán variando la frecuencia del chip de acuerdo a las temperaturas ( y el consumo).

En el apartado de memoria, la GTX cuenta con un total de 6 GB de memoria GDDR5 a una frecuencia efectiva de 8 GHz que bajo un bus de 192 bits arrojan un ancho de banda total de 192 GB/s. Existe también un modelo recortado (menos shaders) con 3 GB de memoria, pero el ancho de banda de la memoria permanece inalterado.

Por último, comentar que la GTX 1060 tiene una potencia de calculo en coma flotante de precisión simple de unos 4 TFLOP/s, por lo que supera la barrera de los 3.5 TFLOP/s recomendando por Oculus para la realidad Virtual, en definitiva, que es apta para VR.

A continuación todas las especificaciones técnicas del modelo del que hablaremos, la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB:

Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB
Diseño
DimensionesH=39 L=223 W=121 mm
Peso
998 g
Refrigeración
WINDFORCE 2X with Blade Fan Design
Tamaño de posicionamiento
Dual Slot
Número de modelo
GV-N1060WF2OC-6GD
Chip
ModeloGP106
  • CUDA cores
  • Streaming multiprocessors
  • TMUs (unidades de textura)
  • ROPs
1280 /10 / 80 / 48
Frecuencia de funcionamientoBoost: 1797MHz/ Base: 1582MHz in OC Mode Boost: 1771MHz/ Base: 1556MHz in Gaming Mode
Rendimiento en coma flotante de precisión simple4 TFLOP/s
Memoria gráfica
Tipo de memoria/frecuencia máxima (oficial)GDDR5 / 8 GHz
Cantidad6GB
Interfaz de Memoria192 Bit
Ancho de banda192 GB/s
Conectividad
Salidas de vídeo
  • Dual-link DVI-D *2
  • HDMI-2.0b*1 (Max Resolution: 4096×2160 @60 Hz)
  • Display Port-1.4 *1 (Max Resolution: 7680×4320 @60 Hz)
Número máximo de pantallas simultáneas4
Resolución digital máxima7680 x 4320píxeles
Multi-GPU TechnologySLI, 2-Vías
Tecnologías soportadas
Soporte HDCP2.2
Versión Soportada de DirectXDirectX 12 API de 12_1 nivel de funciones
Versión Soportada de OpenGL4.5
Alimentación y consumo
Conectores usados6-pin x 1
Consumo135 W (modo OC)
Fuente recomendada400 w (reales)
Sistemas Operativos soportados
Windows 10/8/7 / Vista

Diseño del PCB y refrigeración de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB.

Estamos ante un modelo básico, pero aún así sorprende como ha subido la calidad media de las tarjetas gráficas desde hace un par de años. En el caso de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB contamos con un PCB en color negro que además integra componentes de alta calidad que cumplen con clasificación “Ultra Durable” de Gigabyte, que incluye dos capas de oro en el PCB, condensadores sólidos, chokes de ferrita y mosfets de baja resistencia ( Lower RDS on).

El sistema de alimentación se compone de 4 fases para la el chip gráfico y una para la memoria (la founders edition usa una configuración 3+1), por lo que no estamos ante un modelo custom especialmente enfocado a un overclock agresivo (sobre todo si lo comparamos con las 10 fases que integraba el modelo Gaming X de MSI para la GTX 1070), pero aún así, gracias a la eficiencia de la arquitectura Pascal, será posible alcanzar cotas de OC (overclock) muy buenas aunque solo contemos con un único conector PCIe de 6 pines; lo que significa que junto a los 75 w que ofrece un puerto PCI Express 3,0, podemos alimentar a esta GTX 1060 con hasta 150w de potencia. Si tenemos en cuenta que su consumo base es de 120w, tenemos un ligero margen para subir su frecuencia.

La Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB cuenta con un backplate de color negro, mientras que la disipación llega en forma de bloque de aluminio recorrido por un solo tubo de calor (heatpipe). Un heatpipe que según Gigabyte tiene un diseño interno compuesto que mejora la transferencia de temperatura. Por su parte, el sistema Windforce integra dos ventiladores de 9 cm con un diseño estriado que mejora el flujo de aire, al tiempo que giran en sentidos opuestos para evitar turbulencias y mejorar la evacuación de calor (o eso dice Gigabyte). Por último, añadir que esta gráfica también es semi-pasiva, lo que significa que los ventiladores permanecen parados cuando la gráfica está en idle o bajo carga ligera, siempre que las temperaturas estén por debajo de los 50 grados, lo que nos asegura un silencio absoluto.

Calidad de vídeo y conectividad.

gigabyte-geforce-gtx-1060-windforce-oc-6gb

Dos monitores para jugar, un tercero por DVI para tus descargas, ¿necesitas mas?

No nos vamos a extender otra vez sobre las bondades de Pascal, así que mencionaremos solo el soporte para calidad de vídeo HDR (alto rango vídeo dinámico) y nos centraremos en los conectores disponibles, que son 4 en total e incluyen dos puertos DVI, uno HDMI y otro DisplayPort. Estos dos últimos corresponden a las versiones 2.0b y 1.4, lo que nos permite extraer vídeo a resoluciones bastante bestiales de 4096×2160@60Hz y 7680×4320 @60 Hz respectivamente.

No es el modelo con mas puertos preparados para 4K y 8K del mercado, pero lo cierto es que es más que suficiente para la inmensa mayoría de usuarios, que no suelen usar más de 2 monitores para jugar.

Frecuencias, consumo y rendimiento de esta gráfica.

gigabyte-geforce-gtx-1060-windforce-oc-6gb

Pasamos al núcleo duro de este artículo, el rendimiento de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB, donde tenemos que hacer algunas apreciaciones. La primera es que las gráficas de rendimiento las hemos tomado prestadas de guru3d.com, que hizo su análisis a finales de julio, por lo que los drivers nuevos han podido mejorar un poco los resultados. Por otro lado, ellos probaron la versión G1 con un overclock de serie algo más pronunciado que el modelo del que os hablamos (1847 MHz/ Base: 1620 MHz en modo OC), lo que supone 50 MHz extras para el núcleo respecto del modelo Windforce OC (Boost: 1797MHz/ Base: 1582MHz en modo OC), lo que implica unos resultados mostrados de carácter estimativo y que variarán además en base a la temperatura ambiente y la refrigeración de la torre utilizada.

Una última apreciación es que también vamos a mostrar algunos resultados de FCAT (abreviatura de Frame Capture Analysis Tool), la herramienta creada por Nivida para medir la latencia de una gráfica y la homogeneidad en el tiempo de renderizado de los fotogramas, lo cual puede producir microcortes o “micro-Stuttering” que afectan a la fluidez del juego cuando dicha latencia  y homogeneidad no son las adecuadas, a pesar de que una herramienta como FRAPS nos diga que la gráfica está produciendo una tasa elevada de fps (frames por segundo).

Empezamos con juegos y test DX12:

Time Spy

Test de Futuremark que funciona bajo DX12, (aunque no son pocas las polémicas que el mismo ha provocado).

Ashes Of The Singularity Benchmark (calidad alta, 1440p, diferentes niveles de batches)

Es un test sintético DX 12 que está enfocado a probar diferentes grados de “Draw calls“. Este test hace referencia a 3 niveles de “batches” como son “low, mediaum y heavy”, lo que, simplificando bastante la cosa, implica la aparición en el test de un mayor o menor número de objetos en pantalla (tanques, naves), ya que uno de los beneficios de DX12 es permitir un mayor aprovechamiento de la potencia de la CPU optimizando y aumentando el número de “draw calls” (llamadas de dibujo) que el procesador puede llevar a cabo, algo que tiende a disminuir el cuello de botella que los procesadores menos potentes puedan provocar en un juego.

Total War: WARHAMMER

Rise Of The Tomb Raider (2016), al comienzo del juego, se usan esta configuración:

  • DX12
  • Very high Quality mode
  • FXAA/HBAO+ enabled
  • 16x AF enabled
  • Pure Hair Normal (on)
  • Tessellation On
Hitman 2016, se usa con esta configuración:
  • DirectX 12
  • Ultra Quality settings
  • MSAA
  • 16x AF
  • Benchmark interno

Test y Juegos DX11:

3D Mark Firestrike

Grand Theft Auto V, benchmark integrado en el juego.

The Witcher 3 Wild Hunt

Open GL

Aquí se muestra el rendimiento del nuevo DOOM, aunque echamos en falta incluir datos de la RX480 corriendo bajo Vulkan para hacer una comparativa.

No me entretendré mucho comentando los resultados. En términos generales se puede decir que con la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB nos mantendremos siempre por encima de los 60FPS a resolución Full-HD incluso con filtros bastante altos; pero lo mejor es que subir a 1440P (2K) no supondrá un coste demasiado alto en el framerate, con tasas que se moverán entre los 45 y 55 fps (con excepción de DOOM, que pasa de 60fps), algo que sigue siendo muy jugable y que junto a un monitor G-Sync ofrece una muy buena experiencia de juego. El 4K es otro cantar, pero aún así, sorprende ver como una gráfica de este precio es capaz de rondar los 30 fps, por lo que es una gráfica apta para juegos de estrategia donde la velocidad de fotogramas no sea tan decisiva, salvo que nuestros ojos estén demasiado acostumbrados a una tasa mayor, un terreno ya muy subjetivo.

Igualmente buena es la latencia que maneja en todo momento la gráfica, sin superar picos de 40 o 50 ms y donde los picos más elevados corresponden cambios de escena de algunos test, inherentes al juego. Por lo tanto, la fluidez de la gráfica a la hora de renderizar es sobresaliente y no dará lugar al temido micro-Stuttering, sobre todo a la hora de jugar  “First Person Shooters”.

Overclock y temperaturas de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB.

Cuando Guru3d.com hizo su test, usaron una versión temprana del software AfterBurner de MSI que no permitía modificar el voltaje de la gráfica y sí su ” power limit” o límite de energía. Aún así, ellos consiguieron una frecuencia de 2100 MHz, lo que supone un OC bastante considerable. Somos algo escépticos en relación a que todas las GTX 1060 suban de frecuencia con esa facilidad, pues la lotería del silicio existe y a las webs de análisis suelen darles ejemplares especialmente “oceros” que ensalcen las cualidades del chip y fomenten las ventas. Por su parte, las memorias también fueron “oceadas” por encima de los 9.0 GHz, algo que es más común que ocurra.

Nosotros hemos intentado hacernos una idea más concreta del modelo concreto del que hablamos, y por eso hemos encontrado este análisis en Youtube de un usuario que nos muestra como su Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB se elevaba hasta los 1920 Mhz de forma automática, arrojando una puntuación gráfica de 4080 puntos en el benchmark Time Spy, lo que supone 137 puntos menos que lo obtenido por el modelo G1, o lo que es lo mismo, un rendimiento un 3,3 % inferior.

A continuación el susodicho vídeo donde podemos ver un unboxing, el sistema de ventilación semipasivo y el comentado rendimiento en Time Spy:

Rendimiento en varios juegos:

RUIDO Y TEMPERATURAS.

Es difícil dar datos concretos de este modelo en base a la review utilizada, ya que el disipador utilizado es diferente, pero sí que cabe decir que algunas aplicaciones, incluida la de Gigabyte, nos permiten elevar la temperatura máxima a partir de la cual la gráfica reducirá el voltaje y la frecuencia para bajar las temperaturas, lo que se conoce como “throttling”. Aún así, cabe esperar un buen rendimiento sonoro, ya que en Guru3d hablan de unos 39 dBA a 75 cm de la torre, lo cual es similar al ruido de un ventilador de caja a unas 1200rpm, más que bueno para una gráfica que se encuentra bajo carga. Cuando no jugamos, la gráfica no hará ruido hasta los 50 grados, aunque siempre podemos configurar a mano un perfil de ventilación que haga girar a bajas rpm los ventiladores en todo momento, mejorando nuestras temperaturas en idle y alargando la vida útil de la tarjeta.

Acabamos con el consumo, que para el modelo base es de 120w y para el modelo G1 alcanzó los 135w incluso con un OC agresivo. Si tenemos en cuenta que entre la placa base y el conector de 6 pines podemos suministrar hasta 150w a nuestra Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB, lo cierto es que tenemos margen para realizar overclock a pesar de su sistema de alimentación de 5 fases. Eso sí, tampoco es recomendable exprimir la potencia que puede suministrar el puerto PCIe (pues podríamos dañar la placa base a largo plazo), pero frecuencias de 2000 MHz son bastante asumibles sin ningún tipo de problema, lo cual habla más que bien de la eficiencia de la arquitectura Pascal.

Conclusiones, disponibilidad y precio de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB.

gigabyte-geforce-gtx-1060-windforce-oc-6gb

¿Merece la pena comprar esta tarjeta gráfica? Pues sí. De hecho, puede que estemos ante uno de los modelos custom más interesantes del mercado, y os explicamos por qué. Es una de las GTX 1060 más baratas, tiene backplate, un diseño bonito y compacto que entra en cualquier caja, los componentes usados son buenos y su rendimiento no difiere mucho de los modelos más “oceros”.

Hemos visto como comparando el modelo G1 con el Winforce en Time Spy, ambas de serie, el rendimiento variaba un 3,3%. Estimemos un OC mayor en los modelos mejor refrigerados y con mejor circuiteria, y a lo mejor alcanzamos diferencias de entre el 5% y el 7%. Tomamos como ejemplo PcComponentes, que ahora (a día 25 de Noviembre de 2016) tiene un precio de 302 euros para el modelo WF y de 319 euros para el gaming G1, lo que supone pagar un 5,6% extra para obtener un 3.3%. Como solo estamos teniendo en cuenta un test sintético, pues bueno, se puede decir que la cosa está medianamente equilibrada.

Si la comparamos con el modelo Extreme, vemos que este modelo se eleva hasta los 342 euros; por lo que estaremos pagando un sobreprecio de 40 euros que supone un 13% extra de precio para la misma gráfica. Si consideramos que la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB admite un OC estable de unos 2.0GHz y que las GTX 1060 más punteras (por aire) suelen subir hasta los 2150 MHz (algunas hasta los 2.2GHz), se puede concluir que para conseguir un OC extra del 7.5 % pagamos hasta un 13% extra. Está claro que cuanto más OC queremos hacer, más precio tenemos que pagar por el mismo.

Y ahora imaginemos un mundo ideal donde todos los modelos punteros llegan hasta los 2.2 GHz con buenas temperaturas, lo cual supone un 10% extra sobre el OC medio de la Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB. Sigamos imaginando que ese 10% de frecuencia se refleja siempre en un rendimiento un 10% mayor. Vale, ahora pensemos que esta gráfica suele superar de forma holgada la barrera de los 60FPS en Full-HD  (Modelo G1 con OC de serie) y que oscila entre los 45 y 60FPS en 2K. La pregunta que debemos hacernos es: ¿Necesitamos ese 10% extra para jugar en Full-HD? Está claro que no. Pero es que a menos que nos muramos por jugar a 60FPS siempre, tenemos un rendimiento más que suficiente para jugar a 1440p, donde un utópico rendimiento añadido del 10% nos puede dar entre 4 y 5 fps extras que nos acercarán un poco más a los deseados 60fps, pero que no van a cambiar nuestra experiencia de juego de forma significativa. Si hablamos de 4K, un poco más de lo mismo, pasaremos de tener 30 fps a tener unos 35 fps, algo que tampoco notaremos jugando.

Si esto pueden parecer cábalas, echemos un vistazo al gráfico anterior que comparaba la Founders Edition con la G1 de Gigabyte, donde guru3d.com muestra una diferencia máxima de 8fps entre ambas, siendo el primero un modelo con menor frecuencia que el Winforce analizado; por lo que no es descabellado estimar esos 5 FPS de diferencia entre una GTX 1060 a 2000 MHz y una a 2150MHz.

La conclusión es clara, la GTX 1060 es un chip en el que, dado su rendimiento, no merece la pena invertir en modelos muy avanzados, a menos que seamos unos locos de los benchmarks, las “lucecitas” o queramos disfrutar de la garantía extra que ofrecen algunos modelos más caros. Es por eso que esta Gigabyte GeForce GTX 1060 Windforce OC 6GB nos gusta tanto, porque supone un punto de equilibrio donde conseguimos un mejor rendimiento que el modelo de serie de Nvidia, pero al mismo tiempo nos ahorra pagar un dinero extra por algo que no va a cambiar nuestra experiencia de juego. En definitiva, una de las mejores gráficas de Gigabyte que se pueden comprar actualmente.


PROS:

  • Relación calidad/precio.
  • Diseño de alimentación de 5 fases.
  • Disipador en núcleo, memorias y VRM.
  • Overclock de fábrica y capacidad de OC extra.
  • 6 GB de memoria gráfica.
  • Incluye backplate.
  • Tamaño compacto.

CONTRAS:

  • No apta para overclocks extremos.
  • No permite Tri SLI.
  • No tiene iluminación RGB.

Fuentes: link link

8.2 Puntuación Total

Diseño y alimentación
8
Refrigeración
8
Rendimiento
7.75
Conectividad y calidad de imagen
8
Consumo
9.5
Cantidad y tipo de memoria gráfica
8
Puntuación de usuarios: Se el primero

Etiquetas:

Nos gustaría tener tu opinión

      Deja un comentario

      Uso de cookies

      Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

      ACEPTAR
      Aviso de cookies