Repuestos: ¿Cuánto puedes ahorrar si arreglas tu móvil?

Cuando se nos rompe el smartphone, nuestro primer impulso es llevarlo a alguna empresa de reparación de móviles para que nos solucione lo más rápido posible el problema. Pero en muchas ocasiones, el presupuesto que nos hacen se sale de nuestras posibilidades. Y casi sale lo mismo que comprarse un terminal nuevo. Pero lo que muchos usuarios desconocen, es que si son un poco manitas y con las herramientas adecuadas, pueden autorreparar sus dispositivos y ahorrar bastante dinero en reparaciones. Los repuestos (incluido pantallas) puedes conseguirlos por Internet súper baratos y de muy buena calidad, a través de sitios especializados como la tienda iLevante, que se ha convertido en una de las webs de referencia en el sector.

Repara tu propio terminal, una opción a considerar

Normalmente, cuando un usuario solicita una reparación en un comercio para arreglar su teléfono móvil, se le suele cargar hasta 3 veces el coste de la pantalla. Si el repuesto que hay que cambiar es otro (como por ejemplo alguna de las cámaras, el cable flex, los altavoces o la batería), el coste se puede multiplicar hasta por 5 veces. También ocurre que en algunas tiendas dicen que instalan pantallas originales, pero la realidad es que montan copias de buena calidad. Por eso siempre hay que tener mucho cuidado. Lo más recomendable sería que cada uno pudiera reparar su propio teléfono (independientemente de la marca que sea). De esta manera se evitaría tener que pagar auténticos abusos en los servicios técnicos oficiales, como ocurre en algunas ocasiones.

iLevante

Si vas a autorreparar tu móvil, encontrarás los repuestos súper baratos y de muy buena calidad en la tienda iLevante.

¿Qué pasa con la garantía?

Antes de continuar, conviene tener presente una cuestión muy importante: la garantía de los móviles, que por lo menos en Europa suelen cubrir dos años. Esto exige al vendedor hacerse responsable por cualquier fallo de fábrica. Pero obviamente no cubre los daños provocados por el mal uso del terminal (o golpes o caídas). Recuerda que en el momento que abras tu smartphone perderás la garantía del fabricante, si es que todavía estuviera vigente. Lo mismo ocurriría si tienes contratado un seguro para tu teléfono.

Autorreparación de móviles con repuestos, una tendencia al alza

Por todo lo que hemos comentado anteriormente, la autorreparación de móviles se ha convertido en un fenómeno que cada vez tiene más adeptos. Y es que hoy en día cambiarse uno mismo su propia pantalla ha dejado de ser una locura. Pero también otros repuestos como la carcasa, el jack de los auriculares o la cámara, se pueden sustituir si nos armamos de un poco de paciencia. Siempre va a ser mejor reparar el teléfono, que tener que sustituirlo por un equipo nuevo. Además de resultar mucho más económico, nos permitirá no tener que depender de ningún “taller de móviles”.

Kit de herramientas para repuestos

Otro detalle que nos gustaría comentar, es que las herramientas que se necesitan para reparar móviles están al alcance de todo el mundo. No importa el modelo ni la marca del teléfono que quieras reparar, ya que sí o sí hay una serie de herramientas que te van a hacer falta. Claro que algunos terminales son más fáciles de abrir que otros. Si os vais por ejemplo a Amazon, encontraréis kits de herramientas muy completos, que van desde los 5 euros el más asequible, hasta los 70 euros (posiblemente el más caro). En cualquier caso, en ese pack de herramientas no pueden faltar un juego de destornilladores de precisión, que incluya cabezas especiales (sobre todo para los iPhones), una palanca de plástico para sacar las pantallas, pinzas, ventosas, y algunas pegatinas para sujetar las piezas más pequeñas.

A la hora de autorreparar tu teléfono es conveniente que busques en Internet guías y tutoriales, con los que puedas aprender a arreglar o sustituir muchas de las piezas de tu teléfono. En YouTube podrás encontrar varios canales en español, donde se explica de forma detallada cómo reparar los distintos componentes. Estos videotutoriales te servirán de gran ayuda para que puedes ver exactamente qué repuestos usar, cómo se hace, y no cometer errores de principiante.

Algunas de las reparaciones más comunes y sus repuestos

A continuación vamos a ver algunas de las reparaciones de móviles más comunes, y algunos consejos a tener en cuenta.

Pantalla o panel táctil

Cambiar una pantalla que está rota, con píxeles muertos o con el panel táctil que ya no funciona, en muchos casos es un proceso no demasiado complicado, que además no te va a ocupar mucho tiempo. Tanto si se te ha estropeado el cristal exterior, como si el problema está en la pantalla táctil, lo más recomendable es cambiarla por una pantalla completa. Esto lo decimos por un lado, por lo poco que cuesta, y por otro, porque la operación de separar la pantalla LCD de la pantalla táctil requiere de una maquinaria específica y cara. Con el riesgo de que se pueda romper la pantalla al extraerla.

Hay paneles que están disponibles en varios colores, como las pantallas de Samsung J5 que las tienes en tres tonalidades. Por lo que siempre es mejor consultar con la tienda para ver si venden la que estás buscando. En el caso de iLevante, los repuestos vienen con todos los elementos necesarios para que tú mismo puedas hacer la sustitución, incluyendo un adhesivo y los destornilladores originales correspondientes. Todo de forma gratuita.

Kit de herramientas

En el caso de iLevante, los repuestos vienen con todos los elementos necesarios para que tú mismo puedas hacer la sustitución.

Cámaras

Aunque no es normal que se rompa la cámara de un smartphone, puede pasar. Lo que sí es más habitual que ocurra, es que se raje el cristal (en caso de un golpe fuerte o caída). Si tuvieras que reemplazar el sensor por uno nuevo, es una operación relativamente fácil (aunque esto dependerá del tipo de terminal de que se trate). En este caso lo que habría que hacer es “desenchufar” la cámara del cable correspondiente. Si lo que se ha roto es el cristal, únicamente tendrás que cambiar éste, sin necesidad de desconectar el sensor. Previamente te aconsejamos que busques en Internet cómo se hace. Ya que cada modelo es diferente y en algunos equipos el proceso pudiera ser más complicado que en otros (o incluso desaconsejable que lo hagas tu mismo).

Aprovechamos para recordarte que hace unos días publicamos un artículo muy interesante, con las mejores impresoras para teletrabajar.

Nos gustaría tener tu opinión

      Deje una respuesta

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies