Corsair T1, comodidad máxima para una silla “gamer”

A medida que el mercado de sillas para “gaming” va creciendo es posible encontrarse con modelos que asemejan cada vez más a los asientos de poderosos automóviles de carreras. Incluso, hay fabricantes que no tienen problemas que confirmar su inspiración en este género a la hora de crear nuevos modelos, tal es el ejemplo de Corsair T1.

Corsair T1 Race es una silla para “gaming” que se destaca por su belleza externa y las grandes comodidades que ofrece a los usuarios, todo gracias a un esqueleto de acero con un cojín de espuma densa que proporciona resistencia, durabilidad y comodidad durante varios años de uso intensivo. No faltan reposabrazos con posiciones variables y ajustables, así como ruedas giratorias que logran un movimiento suave en superficies duras y protegen el piso contra rasguños.

Características de Corsair T1

Corsair T1
Dimensiones del paquete88 cm x 69 cm x 35 cm
Peso23 Kilogramos
ColoresNegro, Rojo, Gris, Amarillo, Azul
Peso máximo120 kilogramos
Apoya-brazos4D
Dimensiones de apoya-brazos26 cm x 10 cm x 2.65 cm
Base y marcoAluminio
CoberturaEspuma de alta densidad
Tipo de mecanismoBásico
Inclinación90-180º
Mecanismo de oscilación0-10°
Dimensiones de asiento56 cm x 58 cm
Materiales de ruedasNylon
Dimensiones de ruedas75mm
Dimensiones de asiento56cm x 58cm
Sitio oficialCorsair

Diseño en varios colores

Corsair T1 Race

Corsair T1 Race posee distintas combinaciones de colores

Es habitual que el tono negro sea el principal en este tipo de creaciones, como así también que se combine con una serie de colores más llamativos que se extienden a lo largo de su superficie. Ya lo observamos en Drift DR300 y aquí nuevamente se hace presente con hasta cinco variantes a la venta.

Corsair T1 posee una línea gruesa sobre la posición del cabezal y otras líneas finos sobre ambos laterales que se extienden tanto por el respaldo como en el propio asiento. Incluso la base de sus patas también ofrece distintos detalles coloridos, siempre en una misma tonalidad: rojo, gris, azul, amarillo o negro en caso de querer la silla de forma completa en un solo color.

Como lo indicamos anteriormente, el usuario tiene libertad para encontrar la posición ideal para jugar a sus títulos preferidos, en este caso moviendo la altura de su asiento entre 32 y 42 centímetros, a la vez que su apoyabrazos hace lo propio entre los 28 y 38 centímetros.

Materiales “Premium” de fabricación

Corsair T1

Corsair T1 refuerza esas zonas donde el cuerpo necesita máxima comodidad

Corsair T1 Race resalta por estar construido en una superficie de espuma densa de alta calidad, consiguiendo que los cojines del asiento y el respaldo brinden una comodidad de primer nivel sin importar cuánto tiempo se encuentre uno sentado al frente de su ordenador o televisor. Y sí, a los que les gustan los videojuegos puedan pasar días enteros con su título predilecto.

Por otra parte, los reposabrazos texturizados en 3D suavizan una superficie áspera para un mayor nivel de comodidad, mientras que las ruedas de servicio pesado se quedan quietas mientras uno está sentado, proporcionando así estabilidad en todas las superficies, pero también deslizándose suavemente cuando se necesita cambiar de posición para evitar esas molestas acciones bruscas.

Finalmente, la inclusión de un cojín sobre la zona lumbar y otro sobre el cuello protegen especialmente esas partes del cuerpo que más problemas traen a los usuarios, incluso con libertad para cambiar su posición y así adaptarse a la altura y particularidades físicas de cada persona.

Detalles finales

Corsair T1

Corsair T1 se repliega con gran libertad

Por si quedan algunas dudas de todo lo bueno que es capaz de ofrecer este modelo se debe confirmar que su diseño incluye un mecanismo de inclinación que permite mover su respaldo hasta en ángulos de 180º, es decir que se puede fijar en una posición totalmente horizontal. Así, en caso de querer descansar un rato ni siquiera es necesario levantarse de la silla, pues todo se siente como estar acostado en la cama propia.

En lo que respecta a resistencia, está más que claro que los componentes principales de fabricación se han basado en una aleación de aluminio y no plástico como en las sillas de precio accesible, lo que confirma que una vez adquirida la Corsair T1 es posible olvidarse por tener que reemplazar la silla para videojuegos por varios años. En el caso de personas con sobrepeso, sus cifras oficiales indican un soporte de hasta 120 kilogramos.

El equipo posee un peso oficial de 24 kilogramos y llega de fábrica con una simple guía de inicio rápida para tener la silla lista para utilizarse en cuestión de minutos, de manera que no hay nada de qué preocuparse en caso de no tener muchas aptitudes manuales a la hora de armar o ensamblar piezas. Asimismo, el fabricante asegura una garantía oficial válida por dos años en caso de cualquier desperfecto o problema que pueda sucederse.

Disponibilidad y precio de Corsair T1 Race

PROS:
  • Buena calidad de materiales
  • Gran comodidad de uso
  • Cinco colores disponibles
  • Libertad para modificar altura de reposabrazos

CONTRAS:
  • Precio algo elevado

8 Total Score

User Rating: Se el primero

Tags:

Nos gustaría tener tu opinión

      Leave a reply

      Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Más información

      ACEPTAR
      Aviso de cookies